Web gune honek cookieak erabiltzan ditu, propioak eta beste batzurenak. Nabigatzen jarraituz gero gure cookien politika onartzen duzula ulertzen da.

Eibarko Udaletxea

MIGUEL DE LOS TOYOS · EIBAR, NIRE HIRIA

2011/02/28

Homenaje a Miguel López de Guereñu

Quisiera aprovechar esta primera entrada en mi blog para rendir homenaje a un compañero y amigo que nos dejó hace unos meses. No puedo resistirme a recordar a Miguel López de Guereñu. Concejal, compañero y amigo. Entre otras muchas cosas, él me ayudó a introducirme en este mundo de las nuevas tecnologías. Pero sólo se van las personas de las que nos olvidamos, por eso Miguel siempre estará presente entre nosotros.

Homenaje a Miguel López de Guereñu

Os transcribo el texto que tuve el privilegio de leer en el acto cívico que celebramos en Eibar el pasado 16 de septiembre.
Hoy despedimos a Miguel López de Guereñu. Aunque todos conocíamos de su larga enfermedad y de que la situación ya era irreversible, no por el hecho de saberlo hace que el dolor sea menor. Ha sido un duro golpe para todos los que le conocíamos del que nos costará recuperarnos.

Me vais a permitir que en este homenaje de despedida y a través de estas líneas describa cómo recuerdo a Miguel. Seguro que se quedarán cosas en el tintero, vivencias, experiencias, anécdotas que quedarán por contar. Para eso cada uno de vosotros, con vuestra propia relación que vivisteis con él podréis completar lo que digamos hoy aquí.

Resulta difícil encontrar en una sola persona esos valores que hoy en día la sociedad echa tanto en falta.

Valores como el compromiso, la solidaridad, la lealtad, la amistad se veían en Miguel a los 5 minutos de conocerle.

Era un luchador y un superviviente. La vida le ha ido poniendo obstáculos en el camino, pero nunca se ha rendido, siempre ha luchado para superar esos obstáculos, aunque, al final, desgraciadamente, no ha podido con esta última batalla.

Ideológicamente, de casta le viene al galgo. Hijo de un histórico socialista eibarrés, Javier López de Guereñu, Miguel supo coger el relevo de la labor hecha por su padre y luchar por unos principios y unas ideas que defendía con firmeza y en las que creía con sinceridad.

No me equivoco si afirmo que Miguel podía ser un buen reflejo de lo que se conoce como socialismo eibarrés. Era euskaldun, vasquista, demócrata convencido y profundamente progresista. Pero sobre todo, y creo que es lo que mejor define a Miguel, firme defensor de la tolerancia. Miguel creía en la convivencia, en la relación entre diferentes y por eso no era extraño verle por la calle con personas que seguramente estaban en las antípodas de su posición ideológica pero con las que creía imprescindible relacionarse y hablar. La palabra era su única arma y la utilizaba constantemente.

Un ejemplo claro del compromiso de Miguel con su ciudad y con sus ideas es lo que sucedió en el 2003. En esas fechas el entonces alcalde Iñaki Arriola, a la hora de elaborar la candidatura del PSE a las elecciones municipales de ese año propuso a Miguel formar parte de esa candidatura. La oferta era sencilla pero le podía cambiar la vida de manera radical: si sales elegido concejal podrás trabajar para Eibar, pero tendrás que llevar escolta. Ni un minuto de duda, el tiempo justo para que Miren lo aceptara, el poder trabajar por su ciudad, el poder aportar su granito de arena para que en este país se pudiera vivir en paz y libertad eran argumentos suficientes para que Miguel aceptara la propuesta, a pesar de que esa decisión le hizo perder su libertad, pero su libertad de movimientos, porque su libertad de pensamiento la mantuvo intacta hasta el último día.

Es difícil resumir en pocas líneas el trabajo desarrollado en el Ayuntamiento en 7 años. Trabajador, comprometido, leal y a la vez sencillo y cercano hacían de Miguel una persona con la que era fácil trabajar. Con su trabajo fue uno de los principales precursores de Eibar Centro Comercial Abierto y del impulso del sector comercial en la ciudad. Siempre dispuesto, nunca había un no por respuesta en la boca de Miguel.

Ayer me recordaban cómo un mes de agosto falleció una persona y la familia quería celebrar un acto cívico. No había nadie en Eibar en disposición de hacerlo y Miguel volvió de sus vacaciones en Noja, estuvo con la familia, celebró el acto y se volvió de vacaciones. Ese era su compromiso y lo cumplía.

En su esfera personal Miguel llevaba casado con Miren 20 años. Era muy cercano a su familia y tenía una relación permanente con su madre Marisol y con sus dos hermanos, Elena e Iñaki. Aunque no tenía hijos quería a sus sobrinos como si lo fueran. Miguel y Miren estaban casados, pero sobre todo eran una pareja de amigos. Se tenían el uno al otro y dependían el uno del otro. Como dice Miren: “Miguel ha sido lo más importante y lo más bonito que me ha pasado en la vida”. Miren ha sido su apoyo fundamental en la lucha de estos últimos años. Juntos celebraban las buenas noticias de recuperación cuando llegaban, juntos lloraban las recaídas. Miguel se ha ido y el camino para Miren ahora no va a ser fácil, pero hay que recorrerlo.

Miguel era de Eibar. No hacía falta preguntárselo, ya se encargaba él de decirlo. Quería a su ciudad con locura y luchaba por ella como el que más. Tenía un pisito en Noja al que acudía a descansar y a pasar día de descanso con Miren, pero en cuanto podía volvía a Eibar, eran demasiadas cosas las que le unían a su ciudad para estar mucho tiempo lejos de ella.

A Miguel le gustaba la calle, estar con los amigos, tomar unas cervezas. Cuántas veces las tardes se le hacían noches en el Guridi, y las noches mañanas en el Tas Tas. Allí se movía como pez en el agua, todos le conocían y a todos conocía y era querido y apreciado.

Miguel era de Eibar, y del Eibar. No tengo claro si le gustaba mucho el futbol pero de lo que no hay duda es que el Eibar le apasionaba, era un fiel e incombustible seguidor de nuestro equipo de fútbol. Miembro fundador de la peña más emblemática de Eibar “Eskozia La Brava”, sufría y disfrutaba con su equipo, celebraba sus éxitos y se enfadaba con los fracasos.

A pesar de la debilidad y su frágil estado de salud, todavía el pasado sábado se cogió un cabreo importante con la derrota del equipo.

Socio desde siempre y fiel asistente a Ipurua mientras la salud se lo permitió, allí también le echaremos de menos.

En fin, podríamos estar horas y horas hablando de Miguel, pero lo realmente importante es su recuerdo, el recuerdo de una persona que merece la pena, que se hacía querer con facilidad y que quería con sinceridad. Hoy despedimos a buena gente, en el sentido más amplio de la palabra.

Como ya sabéis Miguel estudió Historia pero como muestra de su carácter luchador y emprendedor se embarcó en una aventura empresarial en el mundo de la informática. Le gustaba este mundo y lo dominaba.

Ayer entré en su Facebook y le escribí unas palabras de despedida:

“Como bien sabes es imposible trasladar a palabras los sentimientos, y por eso, aunque no sepamos decirlo o escribirlo te has llevado contigo un cachito de nuestros corazones. Son tantos y tan buenos los recuerdos de las experiencias vividas contigo que nunca te olvidaremos”

Allí dónde estés estarán disfrutando de ti.

Quisiera en nombre de la familia agradecer a todas las personas, entidades e instituciones que han trasladado su pésame y solidaridad, y a todos vosotros gracias por acompañarnos en este acto.

Iruzkin 1 dago:

2011/03/01

ibon San Miguel-k esaten du:

Fue un acto realmente emocionante para todos los que estuvimos alli. Los que le conociamos a Miguel sabemos lo mucho que hemos perdido con su muerte.

una verdadera pena que haya gente como él que se vaya, no es justo


Iruzkin bat egin:

*
*



* Nahitaezko eremuak.

Harro nago eibartar izateaz eta erantzukizun handia da niretzat zuen Alkate izatea