Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

VERSIÓN COMPLETA

VERSIÓN MÓVIL

PSE-EE EIBAR

PSE-EE EIBAR

SUSCRIPCIÓN AL BOLETÍN

 
 

NOTICIAS

07 JUN 2017

EIBAR ACOMETERÁ ESTE AÑO TRES IMPORTANTES PROYECTOS DE MEJORA DE LA ACCESIBILIDAD CON UNA INVERSIÓN DE UN MILLÓN DE EUROS.

La construcción de un ascensor a Jardiñeta, la reurbanización y coexistencia de Plaza Barria, y la mejora de los accesos en Mogel-Mallea centran el plan de trabajo municipal. En los tres proyectos, el vecindario será informado a través de reuniones, y en el caso del ascensor a Jardines serán los propios residentes quienes opten para una de las dos alternativas de ubicación.

El Ayuntamiento de Eibar acometerá en los próximos meses tres importantes proyectos de accesibilidad y mejora de los entornos urbanos en otros tantos puntos de la ciudad. Se trata del ascensor público que unirá el centro de Eibar con el barrio de Jardiñeta, la reurbanización de Plaza Barria y su transformación en zona de coexistencia, y la reurbanización de una zona de la calle Fray Martín Mallea. En los tres casos se van a llevar a cabo, previamente, reuniones con los/as vecinos/as de cada zona para informarles sobre las características de los proyectos y recabar su opinión.

La actuación más significativa y con más repercusión entre el vecindario es la construcción de un ascensor a Jardiñeta, dado que todavía está por decidir la ubicación concreta del elevador. Para ello, el Ayuntamiento va a convocar una reunión (para el próximo día 12 de junio en el Coliseo) a la que pueden asistir todas las personas interesadas, en la que los responsables municipales presentarán las dos alternativas y las características, ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.

En este sentido, se han redactado dos proyectos que serán presentados a los/as vecinos/as para que sean ellos/as quienes decidan la mejor opción. La primera de las alternativas se sitúa en el callejón de Telefónica (calle Julián Etxebarria) como punto de arranque del elevador. La torre se elevaría hasta la altura de la parte alta de Aldatze, para desembocar mediante una pasarela en esa calle.

La segunda alternativa es construir el ascensor en Muzategi, una actuación que quedaría unida al nuevo entorno que surgirá del proyecto de Errebal. En las obras del espacio multiusos de Errebal se contempla habilitar un ascensor entre la propia calle Errebal y la plazoleta de Indianokua. En este punto, se construiría el otro ascensor, que se elevaría hasta la altura de la calle Jardiñeta, para disponer luego una pasarela que desemboque en Jardiñeta, al lado de donde actualmente terminan las escaleras mecánicas.

El presupuesto de cada una de las alternativas es similar y se sitúa en torno a los 600.000 euros, cantidad que ya está contemplada en los presupuestos municipales de este año. Según la solución que se decida adoptar en base a la opinión de los vecinos, el Ayuntamiento iniciará el proceso de contratación de la obra, que se podría poner en marcha entre el otoño y finales de este año, y que tendría una duración aproximada de entre cinco y seis meses.

En Plaza Barria, se prevé acometer un proyecto de reurbanización de la zona y creación de un espacio de coexistencia similar a los que ya existen en otros puntos como Zuloagas, Ego Gain, Toribio Etxebarria o Estaziño. La nueva zona de coexistencia, con pavimento en la calzada a modo adoquinado con asfalto impreso, irá desde el final de Fermín Calbetón (junto a la escaleras de bajada a Birjiñape) hasta el cruce con Ifar kale.

Para explicar las características del proyecto, el Ayuntamiento convocará a una reunión a los administradores de las comunidades de vecinos y a los comerciantes y hosteleros para el día 8 de junio. En esta reunión se dará cuenta, además, del calendario de las obras, plazos y afecciones. El presupuesto de esta obra se eleva a 275.000 euros. Tras la reunión con los vecinos, saldrá a licitación la obra con la idea de acometerla para el próximo otoño.

Finalmente, la obra que se quiere acometer en Mogel-Mallea será también explicada a los vecinos de la zona. En el descenso de la calle Fray Martín Mallea hacia San Kristobal hay problemas de accesibilidad a los portales, con la presencia de numerosas escaleras. Para resolver estos problemas se construirá una nueva acera que mejore la accesibilidad, se van a reordenar los aparcamientos y se acometerá la mejora del drenaje.

Los/as administradores/as de los seis portales afectados por las obras serán convocados por el Ayuntamiento para el día 14 de junio para explicarles el contenido del proyecto. El presupuesto de la actuación es de 155.000 euros y los plazos prevén que se acometa este mismo año.   

PSE-EE EIBAR PSE-EE