Web gune honek cookieak erabiltzan ditu, propioak eta beste batzurenak. Nabigatzen jarraituz gero gure cookien politika onartzen duzula ulertzen da.

Eibarko Udaletxea

MIGUEL DE LOS TOYOS · GOGOETAK

2015/02/17 | IPURUA TALLARRA

Mi reflexión sobre el proyecto Ipurua Tallarra

El pasado miércoles, la SD Eibar presentó a la Alcaldía su proyecto denominado “Ipurua Tallarra” , en el que plantea una serie de objetivos estratégicos para el futuro del club al margen de los estrictamente deportivos, así como las inversiones necesarias en infraestructuras que posibiliten su cumplimiento. Aunque entiendo que el documento todavía tiene un largo recorrido, y la posición del Ayuntamiento se definirá cuando todos los grupos municipales tengan la información y corresponda tomar posición oficial, esta primera información me produce una serie de reflexiones que quiero compartir.

En primer lugar, considero de un enorme valor el esfuerzo realizado por la SD Eibar en el año de su 75 aniversario, que está trabajando mirando al futuro y planteando una serie de propuestas que contemplan no sólo su interés como club, sino objetivos que, entienden, benefician al conjunto de la ciudadanía.

Dicho esto, considero oportuno poner sobre la mesa algunas cuestiones sobre las que habría que trabajar y arrojar luz en el proceso de concreción del proyecto.

En este momento, el Ayuntamiento tiene realizada una cesión de las instalaciones de Ipurua a la SD Eibar, y aprobado un Plan Especial que establece las alineaciones y rasantes del futuro campo de futbol y sus tribunas. Así, además de cumplir estos parámetros, las obras que se acometan y el uso futuro de las instalaciones construidas bajo esas tribunas deberán efectuarse en el marco de lo establecido jurídicamente en el convenio de cesión realizado en su día. Una cuestión pendiente de análisis.

El proyecto contempla la adquisición del llamado “terreno de las monjas”, y su transformación en un campo de futbol de hierba natural de medidas reglamentarias. Es necesario señalar que esta propuesta podría chocar con un planteamiento municipal de ampliación de las instalaciones del Polideportivo para dotar de una mayor oferta deportiva a la ciudadanía eibarresa. Habrá que estudiar si es posible el encaje de ambos intereses y, en caso contrario, entiendo que el Ayuntamiento buscará la defensa del interés general, que es lo que ha venido haciendo siempre este equipo de Gobierno. Además, la calificación urbanística del ámbito es la de equipamiento deportivo de dominio público, con lo que en cualquier caso deberá ser la Administración Pública la que impulse el desarrollo de ese espacio.

Pero, de esta ampliación, la principal preocupación es la eliminación del Anexo y, como derivada, de todas las actividades que se desarrollan en el mismo. No cabe duda que el proyecto deberá contemplar alternativas a la actividad desarrollada por el deporte base en el Anexo.

El coste del proyecto, 21 millones de euros, requiere también de un desarrollo más en profundidad, dado que la SD Eibar prevé aportar algo más del 16% y el resto suponen apoyos públicos externos.

Por último, una virtualidad importante de este proyecto global es su capacidad de modulación: se puede ir desarrollando por fases, y una no hipoteca a la siguiente, por lo que el contexto de cada momento podrá marcar el futuro de su desarrollo.

En definitiva, estamos ante el comienzo de un camino, llamado Ipurua Tallarra, que en los próximos tiempos se irá conociendo más en profundidad, que entiendo que será sometido a la consideración de la masa social y que ésta habrá de refrendarlo, y que por parte del Ayuntamiento también deberá ser analizado por todos los grupos y equipos técnicos municipales.

Por tanto, en el comienzo de este viaje, creo que la prudencia deberá guiar nuestros pasos, trabajando siempre por el bien de la ciudad y de este club con 75 años de historia que tantas alegrías nos está dando y que quiere prepararse para el futuro.


Iruzkin bat egin:

*
*



* Nahitaezko eremuak.

Harro nago eibartar izateaz eta erantzukizun handia da niretzat zuen Alkate izatea